Denunciaron por acoso sexual a un diputado tucumano del Partido Justicialista

Luciana María Martínez Giovo fue la encargada de denunciarlo ante la justicia y pide que no asuma en el Congreso. A una semana de la licencia del senador José Alperovich por la denuncia de abuso sexual que le hizo su sobrina, otro legislador tucumano fue acusado de propasarse con una mujer y complicó su estadía en…

Denunciaron por acoso sexual a un diputado tucumano del Partido Justicialista

Luciana María Martínez Giovo fue la encargada de denunciarlo ante la justicia y pide que no asuma en el Congreso.

A una semana de la licencia del senador José Alperovich por la denuncia de abuso sexual que le hizo su sobrina, otro legislador tucumano fue acusado de propasarse con una mujer y complicó su estadía en el Congreso.

Se trata de Mario Leito, ex presidente del club Atlético Tucumán y diputado electo del Frente de Todo. En una nota enviada a la secretaría parlamentaria de la Cámara de Diputados, Luciana María Martínez Giovo, quien se presenta como “soltera, instruida” y “licenciada en nutrición”, pide que no jure el miércoles, publica el sitio lapoliticaonline.com.

Con el apoyo del abogado Miguel Gustavo Morales, acusan a Leito de perseguir “permanentemente” a Martínez y decirle: “Si no sos mía no vas a ser de nadie porque vas a ser boleta”

Y entiende que su amenaza fue “con el evidente propósito de obligarla a tener relaciones sexuales por la fuerza, valiéndose de su cargo de presidente del Club Atlético Tucumán y, sobre todo, ostentando sus influencias políticas y amistades, tanto José Alperovich como Juan Manzur”, en referencia al senador y al actual gobernador de Tucumán. 

“Es una afrenta que un sujeto de la calaña de Leito ocupe la banca de Diputados, porque tarde o temprano podría transformarse en un émulo de su amigo y compañero Alperovich”, completa la misiva, firmada por Martínez y su abogado

Fuentes del Congreso aclararon a LPO que Leito no tendrá problemas en jurar como diputado en la sesión preparatoria del miércoles, porque las impugnaciones sólo pueden ser presentadas por un diputado o por “el órgano ejecutivo máximo nacional o de un distrito o partido político”.

De todas maneras, el pedido sería girado a la Comisión de Peticiones, Poderes y Reglamentos, por si hay interés de tratarlo alguna vez.

Por el caso Alperovich, en el Senado se habilitó la semana pasada un Comité de prevención contra la violencia laboral y de género, integrado por 3 profesionales y 3 representantes gremiales, todos empleados de carrera de esa cámara. No será el caso de los diputados, donde todavía no rige un protocolo para tratar denuncias de acoso laboral. Por ahora. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *