Los hinchas del “ferro”, agradecidos con “Oveja” Ramírez y el “Bicho” Rossi

En buen número de simpatizantes del elenco del barrio Oeste los visitaron en el hotel en el que se encuentran concentrados. El hincha de Central Córdoba no sólo vive un momento de ensueño, sino también de emociones muy fuertes, esas que hacen que el corazón galopee más fuerte de lo normal. Pero lejos de agrandarse…

Los hinchas del “ferro”, agradecidos con “Oveja” Ramírez y el “Bicho” Rossi

En buen número de simpatizantes del elenco del barrio Oeste los visitaron en el hotel en el que se encuentran concentrados.

El hincha de Central Córdoba no sólo vive un momento de ensueño, sino también de emociones muy fuertes, esas que hacen que el corazón galopee más fuerte de lo normal. Pero lejos de agrandarse por el buen presente, el hincha “ferroviario” es agradecido, agradecido de la vida y agradecido con quienes los hicieron felices en estos últimos tiempos.

Es por ello que no extrañó que anoche, en un hotel céntrico de calle Catamarca, un numeroso grupo de hinchas se acercara al mismo para saludar a Alfredo “Oveja” Ramírez y Javier “Bicho” Rossi, hoy integrantes del plantel de Platense, que esta noche se enfrentará ante Mitre por la fecha 13 de la Primera Nacional.

Y lejos de “pedirles que le ganan a sus primos”, como cualquiera se podría imaginar, los hinchas se acercaron sólo para agradecerles, porque ambos fueron muy importantes en la historia reciente del “ferroviario y porque de la forma que se fueron, no tuvieron, quizás, la oportunidad de decirle “muchas gracias”.

Es que aquel último penal que ejecutó el “Oveja”, ante Sarmiento de Junín, que determinó el ascenso a la Superliga, es inolvidable para todos.Y los goles decisivos del “Bicho” Rossi, ante Almagro y el propio Sarmiento de Junín, por ejemplo, son también muy recordados por todos.

El reencuentro con dos de los “guerreros” fue muy emotivo. Hubo lágrimas por parte de los hinchas y ojos llenos de emoción por parte de los jugadores. Abrazos interminables, firmas de camisetas y selfies para la posteridad, fueron el común denominador de una noche que alteró la calma de los “calamares”, precisamente por esto.

No es para menos. El hincha de Central si de algo se jacta es que siempre menciona que es “grande por su gente”, pero no por la cantidad de hinchas que posee, no, no se confudan. Lo dicen por la actitud de su gente. Y estas actitudes, como las de anoche, las de ir a visitar de manera espontánea a dos glorias eternas, son para destacar.

“Oveja” y el “Bicho”, como no podía ser de otra manera, se sintieron “como en casa”. Porque Santiago es, fue y será siempre su casa. Al menos el club Central Córdoba lo será, porque lo que ellos ayudaron a conseguir será recordado, por los siglos de los siglos, como el logro más importante de la historia del club.

Al menos por ahora, claro, porque quién te dice que en esto de seguir soñando e imaginándose triunfos y metas, el barba (como dice el gran Diego Maradona) no le tenga reservada alguna que otra alegría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *