La Leliq del BCRA tocó el piso del 63% y aceleró el final de la era de tasa real positiva

Banco Central Fuente: Archivo – Crédito: Maria Amasanti En otra derivación del cepo extremo, retrocede 5 puntos este mes; provocó otra poda en los rendimientos ofrecidos por plazos fijos La tasa promedio que el Banco Central (BCRA) les paga a los bancos por comprarle letras de liquidez ( Leliq), y que fija a la vez…

La Leliq del BCRA tocó el piso del 63% y aceleró el final de la era de tasa real positiva

Banco Central Fuente: Archivo – Crédito: Maria Amasanti

En otra derivación del cepo extremo, retrocede 5 puntos este mes; provocó otra poda en los rendimientos ofrecidos por plazos fijos

La tasa promedio que el
Banco Central (BCRA) les paga a los bancos por comprarle
letras de liquidez (
Leliq), y que fija a la vez la de
política monetaria, cayó ayer al 63,009% anual con lo que alcanzó en apenas ocho ruedas el “piso” que había dispuesto esa entidad para el mes, tras reducirla en 5 puntos respecto de su nivel del 68% anual en octubre.

A su vez, el reacomodamiento bajista sirvió a muchos bancos de excusa para aplicar un nuevo recorte a las tasas pasivas (el segundo en dos semanas), es decir, las que ofrecen a los ahorristas por constituir plazos fijos en pesos. Por caso, los bancos Nación y Galicia las bajaron del 52 al 49% y del 47 al 44% anual, en cada caso, y la tasa promedio que paga ahora el sistema por plazos fijos minoristas a 30 días (por hasta $100.000) habría quedado debajo del 43% anual.

De este modo, la tasa para este instrumento de ahorro en pesos (el más popular) pasó a ser neutra o directamente negativa para depósitos en bancos de primera línea, considerando que el mercado espera una inflación que no bajaría del 4% mensual en lo que queda del año. Así cae la última bandera de política monetaria de la administración Macri.

Sólo se mantiene en terreno levemente positivo para colocaciones en financieras (ofrece 51% Crédito Regional), en bancos pequeños (50,5% Banco Piano) o en los que sólo operan por Internet (50% en el Voii), según el comparador de tasas que ofrece el BCRA en su página
web.

Esa poda a los rendimientos ofrecidos se produce aún cuando, según las estadísticas oficiales, en paralelo no reducen las tasas activas -las que cobran por los préstamos en pesos-, que mantienen casi inalterables desde comienzos de mes en el orden del 76% anual promedio para préstamos personales, del 70% para financiaciones de consumos con tarjetas y del 63,6% anual para adelantos por cuenta corriente, es decir, los créditos más corrientes.

El recorte en los rendimientos ofrecidos no muestra impacto en el stock de plazos fijos privados en pesos, colocaciones que exhiben un rebote desde el endurecimiento del cepo cambiario, tras haber registrado un retroceso del 12% en tiempos electorales por la huida al dólar.

Stock en recuperación

El total se recupera en unos $43.000 millones tras haber caído en más de $142.000 millones entre las PASO y la elección presidencial.

“Muchos de los que tienen plazos fijos desconocen las otras alternativas o mecanismos de dolarización o consideran que esos precios del dólar están caros y prefieren quedarse en pesos hasta ver qué viene “, explica el analista financiero Christian Buteler. “Es una situación atípica que se produce al quedar bloqueado el acceso al dólar como ahorro y no estar claras las otras alternativas más sofisticadas porque nadie sabe qué va a pasar con los bonos de la deuda ni conoce detalles de la política económica del próximo gobierno que le permitan trazar escenarios de valorización de empresas como para invertir en acciones, por caso”, sostiene Federico Moll, de Ecolatina.

ADEMÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *