Independiente del Valle, el equipo que supo ser verdugo de Boca y River y ahora va por la gloria

Librado Azcona se recostó hacia su derecha y se quedó con el penal débil de Nicolás Lodeiro. Al mismo tiempo, Rafael Correa, en ese entonces presidente de Ecuador, escribía en su cuenta de Twitter: ¡Azcona presidente! ​No era para menos: el Club Especializado de Alto Rendimiento Independiente del Valle, la humilde institución de Sangolquí que…

Independiente del Valle, el equipo que supo ser verdugo de Boca y River y ahora va por la gloria

Librado Azcona se recostó hacia su derecha y se quedó con el penal débil de Nicolás Lodeiro. Al mismo tiempo, Rafael Correa, en ese entonces presidente de Ecuador, escribía en su cuenta de Twitter: ¡Azcona presidente!

No era para menos: el Club Especializado de Alto Rendimiento Independiente del Valle, la humilde institución de Sangolquí que tenía apenas seis años en Primera, se metía en la final de la Copa Libertadores. Eliminaba a Boca en la Bombonera como ya había hecho con River en el Monumental. El cuco de los argentinos no pudo coronarse en aquella Libertadores 2016 y buscará revancha ahora en la Sudamericana, otra vez frente a un equipo de estas latitudes.

¡Azcona presidenteee!!!

— Rafael Correa (@MashiRafael) July 15, 2016

Fundado en 1958, Independiente del Valle jugó hasta 2007 en la tercera división del fútbol ecuatoriano. Recién en 2010 pegó el salto a la máxima categoría y tres años más tarde fue subcampeón del torneo local, su mejor marca. Así sacó boleto a las copas internacionales por primera vez en su vida.

En 2014, compartió grupo de la Libertadores con San Lorenzo y quedó eliminado por diferencia de gol en aquella recordada definición en la que los ecuatorianos vencieron 5-4 a Unión Española y el equipo del Patón Bauza, que luego sería campeón, goleó 3-0 a Botafogo.

Dos años más tarde volvió a la Libertadores y el camino fue largo. Desde el repechaje ante Guaraní hasta la final en la que cayó contra Atlético Nacional. En el medio se dio dos gustos que lo marcaron a fuego: eliminar a River y a Boca.

Los ecuatorianos podrán levantar la mano orgullosos y decir que fueron uno de los tres equipos (junto a Lanús y Huracán) que lograron ganarle una llave internacional de ida y vuelta a un equipo de Gallardo. Fue en octavos de final, con un sólido triunfo 2-0 en la ida y el aguante heroico para sostener la ventaja en el Monumental. El gol de Lucas Alario a 12 minutos del final no le alcanzó a River, Azcona se hizo gigante y Los Rayados del Valle pasaron a cuartos.

La escala ante Pumas de la UNAM la superaron en los penales. Y el Boca de Guillermo Barros Schelotto apareció como claro favorito para el cruce de semifinales. En ambos cruces, el equipo argentino empezó ganando y los ecuatorianos le torcieron la mano: 2-1 en Ecuador y 3-2 en la Bombonera para llegar a la final.

Por ese entonces no estallaban los memes en las redes sociales, aunque los dos gigantes del fútbol argentino se cargaban por igual por haber sido derrotados ante quien posiblemente era el equipo más humilde del certamen.

En la final, el equipo del uruguayo Pablo Repetto no pasó del empate 1-1 como local y cayó 1-0 en Colombia ante el Atlético Nacional de Reinaldo Rueda, que gritó campeón con Franco Armani como una de sus grandes figuras.

Aquella huella de Independiente del Valle reapareció cada vez que se cruzó con un equipo argentino. Desde 2016 pasó a ser el equipo que había eliminado a River y a Boca.

Esa chapa la extendió en esta edición de la Sudamericana en la que despachó a Unión de Santa Fe en primera ronda y a Independiente en cuartos de final. Y ahora busca la corona frente a Colón.

El equipo de Independiente del Valle que superó en la semifinal al Corinthians. EFE

El único cruce de eliminación que Independiente del Valle no pudo superar ante un equipo argentino fue el que jugó en la segunda ronda de la Libertadores 2018 frente a Banfield. Y se le escapó en la última bola. En la ida, en Peña y Arenales, Independiente del Valle había rescatado un valioso 1-1 pero en Ecuador Mauricio Sperduti metió el 2-2 agónico que clasificó al Taladro.

Ahora aparece Colón en el horizonte. Ya no habrá cruces de ida y vuelta. Todo se definirá en Asunción, en la primera final única de los torneos sudamericanos. Para llegar a esta instancia, además de Unión e Independiente, dejó en el camino a camino Universidad Católica, Caracas y a Corinthians en una semifinal en la que dio el golpe con un gran triunfo en el Morumbí.

Mirá también

Sabe Independiente del Valle que será visitante en la Olla. Con los argentinos Richard Schunke, Claudio Bieler y Cristian Pellerano en el plantel y con menos de mil hinchas en una cancha que estará copada por el rojo y el negro. 

Un joven y excéntrico técnico español

En mayo de este año Miguel Angel Ramírez dejó su cargo de coordinador en las inferiores para asumir como director técnico. Nació en Canarias, España y reemplazó a su compatriota Ismael Rescalvo quien pasó al Emelec.

El entrenador de Independiente del Valle, Miguel Ángel Ramírez. EFE

Ramírez dice que el fútbol le ha quitado el pelo. Tiene 35 años, dos años menos que el argentino Cristian Pellerano, mediocampista titular. Estudió Ciencias de la Actividad Física, dirigió en las juveniles de Unión Deportiva Las Palmas, hizo escala en el fútbol griego y sentó bases en la Academia Aspire de Qatar, un millonario centro de formación de nuevos deportistas. Ahí estuvo seis años trabajando en las selecciones juveniles.

Su idea era quedarse para moldear a los jugadores que integrarán la selección local con miras al Mundial 2022. Pero cuando le llegó el llamado desde Ecuador optó por hacer nuevamente las valijas.

“Al principio cuando vine, me miraban de medio de reojo en las inferiores. Luego me fui ganando la confianza y llegué también a lograrlo con la Primera. La confianza se construye, les dije que tomen lo positivo y lo que no sea útil que no”, contó Ramírez, el DT español que en la Olla de Asunción buscará escribir una página histórica para el fútbol ecuatoriano y darle a Independiente del Valle el primer título de su vida.

Los 11 que se perfilan

El equipo ecuatoriano llegó este miércoles a Asunción en vuelo chárter y se alojó en el hotel Crown Plaza. Viene de empatar sin goles frente a Delfín y así finalizó quinto en el certamen local con 51 puntos. En los cuartos de final por el campeonato chocará nuevamente ante Delfín, que finalizó cuarto. El líder del certamen fue Macará, con 62 puntos.

Pensando en el equipo que jugará la final el sábado, el entrenador Miguel Ángel Rodríguez ya tendría los 11 definidos: Jorge Pinos; Jhon Sánchez, Fernando León, Richard Schunke y Luis Segovia; Cristian Pellerano, Alan Franco, Efrén Mera y Cristian Dájome; Washington Corozo y Alejandro Cabeza.

Asunción. Enviado especial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *