Abierto de Hurlingham: La Dolfina es finalista y se viene el clásico frente a Ellerstina

Fuente: LA NACION – Crédito: Daniel Jayo La Dolfina tuvo ayer su primer partido de máxima exigencia en la temporada. El choque ante Las Monjitas bien podría ser el único de este año. No fue el partido más atractivo para ver, pero le sobró emoción. Un activo invaluable en un tiempo en el que la…

Abierto de Hurlingham: La Dolfina es finalista y se viene el clásico frente a Ellerstina

Fuente: LA NACION – Crédito: Daniel Jayo

La Dolfina tuvo ayer su primer partido de máxima exigencia en la temporada. El choque ante
Las Monjitas bien podría ser el único de este año. No fue el partido más atractivo para ver, pero le sobró emoción. Un activo invaluable en un tiempo en el que la
Triple Corona está partida en dos: La Dolfina, Ellerstina y Las Monjitas, y el resto.

La Dolfina prevaleció por su mejor juego colectivo hasta imponerse 17-14 y alcanzar la final del
126° Abierto de Hurlingham. Pero Las Monjitas lo tuvo a maltraer y nunca se rindió pese a que en el descanso largo quedó seis goles abajo (12-6), al punto que se puso a uno (13-12) en el sexto y a 5m30 del final estaba en partido (15-13). La emotividad no se limita a lo ajustado del score, también hubo jugadas muy lucidas para los dos lados.

No fue un partido entretenido, es cierto. Fue muy cortado, con muchos fouls, exceso de celo por parte de los jueces en relación a cómo se venía cobrando y protestas de los dos lados. Así y todo la gente que se acercó a la cancha 1 del club del oeste bonaerense se fue con la buena sensación de haber visto uno de los seis partidos grandes de la temporada.


Fuente: LA NACION – Crédito: Daniel Jayo

El actual formato de la
Triple Corona limita los enfrentamientos entre los tres equipos de arriba. Apenas una semifinal por certamen (la de Las Monjitas) y las tres finales. Postergada la definición de Tortugas (será el viernes 15 en el Country), el equipo de Cañuelas debió exigirse por primera vez, luego de haber ganado sus anteriores partidos por una diferencia promedio de 10 goles por partido: 63 a favor y 20 en contra en cuatro encuentros.

Si Ellerstina vence a Las Monjitas en Palermo, el de ayer habrá sido el único enfrentamiento entre los dos equipos del año. Sólo le quedan tres partidos exigentes en la temporada: las tres finales. Y el duelo entre Las Monjitas y Ellerstina por la definición de zona en el Abierto, como ocurrió en la semifinal de Tortugas, aparece como el restante encuentro atractivo de la temporada.

“Sabemos que no son tantos los partidos con equipos de similar handicap. Éste fue el primero completo del año y es importante haberlo ganado”, opinó Pablo Mac Donough, el capitán de La Dolfina. “El tema del formato es discutible. En todos los deportes les dan chances a los equipos que vienen de abajo. Como jugador no me cambia, a mí me gusta ganar el torneo. Entiendo que los espectadores quieran más de estos partidos, pero es discutible”.

Por lo pronto, vuelve a estar en la definición de Hurlingham, certamen que no gana desde hace cuatro años y que tendrá la posibilidad de hacerlo ante Ellerstina, el próximo sábado en la cancha 1 de Palermo. Más allá de lo ajustado del triunfo de ayer, el equipo de Cambiaso llega como amplio favorito, por su propia forma y por el funcionamiento todavía inconexo que vienen mostrando los Pieres.


Fuente: LA NACION – Crédito: Daniel Jayo

“Estamos contentos por haber llegado a la final. Fue un partido durísimo, que se hizo feo porque hubo muchos fouls en relación a lo que se venía cobrando. Se hizo aburrido”, analizó Juan Martín Nero, encargado de ejecutar las faltas y autor de 11 goles. “Dentro de todo se jugó bastante bien. Las Monjitas es un equipazo con una gran organización atrás”.

La cifra de 31 goles es engañosa. En los momentos en que el partido tomó vuelo se pudo apreciar la calidad de los dos equipos, pero fueron escasos. Un cogotazo de Stirling oblicuo a los mimbres, un jugadón de Nero ganando la posición, pasando la pelota y yendo hacia adelante para recibir la asistencia de Cambiaso y marcar arriba del clon 4 de Cuartetera y dos jugadones de Cambiaso arriba del clon 9 fueron lo más destacado. Y una gran tarea de Guillermo Caset, autor de 13 de los 14 goles de su equipo.

Pero diecinueve de esos 31 tantos fueron de penal. “Los referís fueron muy protagonistas. Creo que la Asociación [Argentina de Polo] tiene que hacer un mea culpa. Hay que repatriar más referís”, afirmó Cambiaso.

El polo busca la forma de acercar más gente a la cancha, pero esto es más difícil de lograr cuando el espectáculo dentro de ellas carece de emoción. Lo que ocurrió este fin de semana fue una buena prueba de ello. Ayer hubo una buena cantidad de público en Hurlingham, que este año sólo alberga dos partidos. El del sábado, en Ellerstina 14 La Dolfina Polo Ranch 7, en cambio, estuvo despoblado. Buscar la forma de que haya más partidos como estos, aun sin bajar la cantidad de equipos (ocho en Tortugas y Hurlingham, 10 en el Abierto), no es imposible. Para que haya más partidos como el de La Dolfina y Las Monjitas.

Síntesis:

  • La Dolfina 17: Adolfo Cambiaso, 10; David Stirling, 10; Pablo Mac Donough, 10, y Juan Martín Nero, 10. Total: 40.
  • Las Monjitas 14: Facundo Sola, 9; Hilario Ulloa, 10; Guillermo Caset (h.), 10, y Santiago Toccalino, 9. Total: 38.
  • Progresión: La Dolfina 1-2, 4-4, 8-4, 12-6, 13-11, 15-12 y 17-14.
  • Goles de La Dolfina: Cambiaso, 3; Stirling, 1; Mac Donough, 2, y Nero, 11 (9 de penal). De Las Monjitas: Ulloa, 1, y Caset, 13 (10 de penal).
  • Amonestados: Guillermo Caset y Santiago Toccalino.
  • Jueces: Martín Pascual y José Ignacio Araya.
  • Árbitro: Gastón Lucero.
  • Cancha: N° 1 del Hurlingham Club.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *