Triple Corona: a Ellerstina lo pusieron en apuros La Albertina y Agustín Merlos en Hurlingham

Ellerstina le ganó a La Albertina por 13-9 en el comienzo del segundo torneo de la Triple Corona de polo Crédito: Sergio Llamera Tortugas aun no terminó pero la Triple Corona sigue su curso. Arrancó en el predio de la Asociación Argentina de polo, en Pilar, el 131 Abierto de Hurlingham. En el primer turno,…

Triple Corona: a Ellerstina lo pusieron en apuros La Albertina y Agustín Merlos en Hurlingham

Ellerstina le ganó a La Albertina por 13-9 en el comienzo del segundo torneo de la Triple Corona de polo Crédito: Sergio Llamera

Tortugas aun no terminó pero la

Triple Corona

sigue su curso. Arrancó en el predio de la Asociación Argentina de polo, en Pilar, el 131
Abierto de Hurlingham. En el primer turno,
La Dolfina Polo Ranch le ganó por 10-8 a
La Aguada en un partido que se definió en el último chukker con dos tantos del equipo vencedor. Después fue el turno del tricampeón,
Ellerstina. Sin Facundo Pieres, que no jugó por tener fiebre, el conjunto de la Z superó a
La Albertina por 13-9. El torneo continuará este sábado, también en Pilar, con otros dos juegos. A las 14, La Dolfina vs. La Ensenada y, a las 16:30, Las Monjitas vs. Cria Yatay.

Ayer,

La Albertina

no desentonó y durante buena parte se mantuvo a tiro en el marcador. Solo en el quinto chukker

Ellerstina

logró estirar la diferencia. En La Albertina está Agustín Merlos, el ex 10 goles de handicap que todavía ostenta el récord de más conversiones en un partido de Palermo: 18, jugando para El Paraíso, en 2006, contra Indios Chapaleufú II. Este año regresó a la Triple Corona. “Estoy para jugar 10 chukkers más”, comentó exultante y entre risas, mientras realizaba los trabajos de elongación junto a José Cote Marín, quien lo acompaña desde 2016. A los 42 años, Tincho continúa ese legado que arrancó su padre, Héctor “Cacho” Merlos, que continuó él junto con sus hermanos y que, el día de mañana y “solo si ellos quieren”, seguirán sus tres hijos y sus primos.

-Después de dos años volviste a la Triple Corona. ¿Por qué?

-Hice una promesa personal, junto a mi familia, y por eso dejé. Gracias a Dios la pude cumplir, me salió bien y por eso volví. Cubi (Toccalino) me invitó a La Albertina y para mí jugar la Triple Corona es algo que me vuelve loco, que me quita el sueño.

-Tuviste un gran partido contra La Dolfina PR, en Tortugas, y esta vez metiste dos goles. ¿Cómo viene la temporada para el equipo?

-La Triple Corona viene mal porque, por las lluvias y con Tortugas postergada, no viene siendo muy prolija. Hacemos lo que podemos, entre las prácticas, las lluvias y los partidos alternados. Está bueno el equipo, me encanta, tiene entrega y dinamismo. Vamos sumando, creciendo. Ya llega noviembre, arranca Palermo, y solo pudimos jugar tres partidos. ¿Cómo está La Albertina? Tratando de tomar vuelo.


Merlos, de regreso al polo de alto handicap Crédito: Sergio Llamera

-¿Extrañás jugar en un equipo con chances de salir campeón?

-No se extraña pero sí decís “pucha, qué bueno”. Era un equipo que tenía posibilidades de ganar. Jugamos dos finales, en Hurlingham y Tortugas, siempre estuvimos en semifinales de Palermo. Le faltó poquito para llegar a la final y ganar. En 2015 jugué en La Aguada. Un flor de equipo con Sapo Caset, Guille Terrera y Nacho Novillo Astrada. Vuelvo con las intenciones de estar en un buen equipo. Sino, honestamente, quizás haga algo con mi sobrino o con mis hijos, si llego.

-El año pasado jugó tu hermano Sebastián; ahora seguís vos el legado familiar. ¿Pensás continuar?

-Mi intención es seguir; a mi me encanta. Tenés que cuidarte bien. Nunca fumé ni tomé alcohol. Me gusta el deporte de toda la vida. Veo una pelotilla y salgo a jugar. Con eso y buenos caballo podés jugar. Me siento así y voy a hacerlo hasta que crea que no pueda competir. El polo y la disciplina deportiva cambió. Hay que entrenar todo el año para esto.

ADEMÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *