San Lorenzo festejó ante Arsenal y es el nuevo líder de la Superliga

San Lorenzo se presumía el primer rival de fuste para el sorprendente Arsenal de Sergio Rondina, que había ganado en las tres jornadas iniciales de la Superliga. Y conviene decirlo: pese al esfuerzo y la interesante propuesta del equipo que comanda el Huevo, San Lorenzo hizo pesar la diferencia de jerarquía y de categoría de…

San Lorenzo festejó ante Arsenal y es el nuevo líder de la Superliga

San Lorenzo se presumía el primer rival de fuste para el sorprendente Arsenal de Sergio Rondina, que había ganado en las tres jornadas iniciales de la Superliga. Y conviene decirlo: pese al esfuerzo y la interesante propuesta del equipo que comanda el Huevo, San Lorenzo hizo pesar la diferencia de jerarquía y de categoría de sus jugadores. Fue 2-0, con un gol de Nicolás Blandi -el goleador que la fecha pasada no estuvo ni en el banco y que en la noche del viernes fue titular y capitán- y toma de liderazgo para los de Boedo.

La diferencia más notoria entre Arsenal y San Lorenzo se vislumbró en la pelotas divididas. Existe una fuerza superior en los futbolistas de Primera División. Se recuerda: la mayoría de los jugadores de Arsenal jugaron el año pasado en la B Nacional o provienen de categorías del Ascenso.

Era parejo el juego e incluso Nicolás Giménez había tenido la más clara con un tiro libre que atajó de manera notable Nicolás Navarro. No sufría Arsenal hasta el instante en que Piovi intentó salir jugando en su campo. Presionó alto Lucas Menossi y trabó el balón. ¿Qué sucedió? Piovi cayó al piso, Menossi robó y le sirvió el gol al debutante Juan Ramírez, que definió cruzado.

La segunda jugada decisiva fue una trepada a pura velocidad de Víctor Salazar, que luchó cuerpo a cuerpo con Álvarez Suárez. ¿Qué pasó? El de Arsenal quedó rendido en el césped y el lateral del Ciclón habilitó a Nicolás Blandi, que definió con su templanza de siempre, esa que no se venía viendo últimamente.

El hombre gol azulgrana estaba en una suerte de limbo extraño para lo que había significado en los últimos tiempos de San Lorenzo. Sin la titularidad y hasta sin siquiera concentrarse, como le había sucedido el sábado pasado, ante Rosario Central. Incluso, existió la chance en la semana de que el centrodelantero volviera a ver a sus compañeros por televisión.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

En el grito del ex Boca estuvo todo el desahogo por las situaciones de las últimas semanas, en las que parecía haber perdido muchísimo terreno, en parte aquejado por actuaciones que se habían visto en múltiples ocasiones malogradas por problemas físicos y porque sus características no son de las que más seducen a Juan Antonio Pizzi. Desde la llegada del entrenador, de hecho, apenas había jugado 26 minutos.

Juega lindo Arsenal. Un poco liviano, es cierto. Pero intenta. Ataca mucho y bien con el lateral derecho Torrent y con el movedizo y atrevido Parisi. El platinado delantero se las ingenió para complicar a Coloccini y Senesi, aunque Rescaldani no lo acompañó en toda la noche.

En el segundo tiempo hubo dos jugadas que fueron clave para terminar de definir el partido. La primera fue una enorme atajada de Navarro a Sbuttoni, que casi se mete con pelota y todo adentro del arco tras un centro pasado, pero entre la mano del arquero y el palo evitaron el descuento. Y unos minutos después, Álvarez Suárez vio la segunda amarilla y dejó a Arsenal con un hombre menos estando dos goles abajo. La remontada era imposible.

En San Lorenzo debutó Angel Romero y demostró jerarquía. También que les quiere poner un moño a todas las jugadas. Se la pasó tirando caños el paraguayo y fue reemplazado en el entretiempo. Los hinchas del Ciclón que agotaron las entradas tuvieron sus segundos de protagonismo cuando despidieron con ovación a Blandi, el goleador que siempre aparece, y aplaudieron con ganas a Adolfo Gaich, el proyecto que asoma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *