Carlos Fernando Valenzuela sueña con jugar algún día en la Selección mayor

El santiagueño, de 22 años, confeso hincha de Mitre, se mostró orgulloso por el logro alcanzado en Lima. Y quiere seguir creciendo. Necesitaba la vidriera grande para hacerse conocido, necesitaba ese espaldarazo para que se hablase y mucho de él. Carlos Fernando Valenzuela tiene 22 años, es oriundo del barrio Mariano Moreno de nuestra ciudad…

Carlos Fernando Valenzuela sueña con jugar algún día en la Selección mayor

El santiagueño, de 22 años, confeso hincha de Mitre, se mostró orgulloso por el logro alcanzado en Lima. Y quiere seguir creciendo.

Necesitaba la vidriera grande para hacerse conocido, necesitaba ese espaldarazo para que se hablase y mucho de él. Carlos Fernando Valenzuela tiene 22 años, es oriundo del barrio Mariano Moreno de nuestra ciudad y es jugador de Barracas Central, el equipo del presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia.

El santiagueño, hincha fanático de Mitre, acaba de coronarse campeón panamericano de fútbol, cumpliendo una gran actuación y anotando varios goles de gran factura, que obligó a que muchos clubes (sobre todo de Europa) comenzaran a preguntar por él.

Surgió de las divisiones formativas de Racing Club y fue escalando hasta llegar a Primera, pero ahí se topó con la primera piedra. Al tener tantos delanteros, el por entonces técnico de la “academia”, Facundo Sava, decidió que lo cediesen a préstamo a Nueva Chicago. No pudo terminar de afirmarse nunca en el “Torito”.

Vencido el préstamo, volvió a Racing y su situación empeoró. Lo dejaron libre y fue entonces cuando recaló en Barracas Central, para jugar en la B Metropolitana. Allí le dieron continuidad y la descosió. Logró el ascenso. Ahí lo vieron jugar y lo convocaron para el seleccionado sub23 que dirigió Fernando Batista en Lima, Perú.

El resto de la historia ya es conocida, goles, triunfos, el título y su nombre que “explotó” (junto al de Adolfo Gaich), como la nueva “joyita” del fútbol argentino. Ahora lo quieren todos. Valenzuela mantuvo un diálogo exclusivo con Nuevo Diario, en el que contó todo y hasta habló de su fanatismo por el “aurinegro”.

“Ganar un título con la Selección, con la camiseta de tu país, es algo único. Disfruté mucho de este torneo Panamericano. Estamos todos muy felices por eso y disfrutamos al máximo de este logro”, dijo Valenzuela, vía Whatsapp.

—¿Imaginabas este rendimiento superlativo que tuviste y terminar como lo hicieron, con el título?

—No, la verdad que no me imaginaba este desenlace. Por suerte pude hacer un buen torneo, todo el equipo jugó bárbaro, corrió, metió y jugó en cada partido y creo que fuimos justo vencedores de la medalla dorada.

—¿Por dónde crees que pasó la clave de este éxito?

—Creo que se armó un grupo muy bueno, todos tiramos para adelante y eso fue fundamental para poder superar cualquier adversidad.

—¿Cuán importante fue Fernando Batista para que tu rendimiento haya sido de los mejores?

—Mucho, porque me dio la confianza, me pidió que haga lo que sé hacer dentro de la cancha, me dijo que deje salir el talento que tengo adentro y que me exprese como tal. Además, en lo grupal también es un técnico muy abierto y eso le da mucha confianza al jugador para poder desplegar su mejor versión.

—Los santiagueños seguimos con mucho entusiasmo tu participación en estos Juegos Panamericanos, ¿lo sabías?

—Sí, lo sabía y me da mucha felicidad que toda la provincia haya estado pendiente de un comprovinciano. Yo nací en Santiago, tengo a toda mi familia en Santiago. Somos todos hinchas de Mitre. Que la gente me haya acompañado como lo hizo, me puso muy contento. El cariño del hincha de Mitre es especial.

—¿Te gustaría en algún momento de tu carrera vestir la camiseta de Mitre?

—Obvio que sí, me encantaría. Es mi sueño. Pero como siempre digo, mi carrera recién empieza mi idea no es volver a Santiago todavía, creo que puedo crecer mucho más aún y jugar en un fútbol diferente, ya sea en Europa o en otro mercado. Voy a tratar de llegar a lo más alto, pero sí, en algún momento de mi carrera, me gustaría jugar con la camiseta del club que amo.

—Van a enfrentar a Mitre, con Barracas Central, en la Primera Nacional, se cae de maduro que será un partido especial para vos…

—Sí, obvio. La verdad, no me quiero imaginar el partido. Lo primero que me fijé cuando salió el fixture era saber si nos tocaba enfrentar a Mitre, yo esperaba que no, pero se dio que sí. Está más que claro que este es mi trabajo, que yo me debo a Barracas Central, que es mi club, y voy a dar lo mejor de mí para ganar ese día; pero bueno, va a ser un partido duro para mí en lo personal, porque soy fanático de Mitre.

—Después de jugar en la Sub23 argentina, ¿se puede uno ilusionar con ser convocado alguna vez para la selección mayor?

—Claro que sueño jugar en la Selección, todos los que somos jugadores profesionales soñamos con eso. Pero hay que estar tranquilos y seguir trabajando duro. Y si ese momento llega, algún día, estaré muy pero muy feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *