Reventa de entradas: citan a indagatoria a gerentes y empleados de River Plate

Las entradas secuestradas en al jefe de la barra brava El mes pasado, el fiscal penal, contravencional y de faltas porteño Norberto Brotto, había adelantado a LA NACION que “hay elementos y pruebas para sostener que River Plate le dio un trato privilegiado a Los Borrachos del Tablón. Desde el club de Núñez se financió…

Reventa de entradas: citan a indagatoria a gerentes y empleados de River Plate

Las entradas secuestradas en al jefe de la barra brava

El mes pasado, el fiscal penal, contravencional y de faltas porteño
Norberto Brotto, había adelantado a
LA NACION que “hay elementos y pruebas para sostener que
River Plate le dio un trato privilegiado a Los Borrachos del Tablón. Desde el club de Núñez se financió y se facilitó el accionar de la barra brava”. Cuarenta días después, fuentes judiciales, informaron que el representante del Ministerio Público citó a prestar declaración indagatoria a tres empleados y seis gerentes.

Los seis gerentes y tres empleados, cuyas identidades no fueron suministradas, están imputados de haber infringido la ley de “Violencia en Espáctaculos Deportivos”

La hipótesis fiscal, según pudo saber
LA NACION de fuentes con acceso al expediente, es que para la frustrada final de la Copa Libertadores se imprimió un 30 por ciento del total de entradas sin nominar (nombre y apellido de socios y abonados). Esos tickets, sospechan los investigadores, habrían terminado en poder de la barra brava.

La causa comenzó en abril del año pasado y tenía como hipótesis prevista la “reventa de entradas”, que está considerada como una contravención.

La investigación tuvo un avance importante el 23 de noviembre pasado, un día antes de la frustrada final de la Copa Libertadores, que debía jugarse en el Monumental. Ese día, la jueza penal, contravencional y de faltas Patricia Larocca ordenó allanar el domicilio del sindicado jefe de la barra brava, Héctor Godoy, alias Caverna, en San Miguel, y el de José Uequin, en Villa Devoto.

En la casa de Caverna Godoy se secuestraron casi 300 entradas para la final de la Copa Libertadores y más de 7.000.000 de pesos.


El fiscal Norberto Brotto en uno de los allanamientos en River Plate

Fuentes judiciales explicaron que los seis gerentes y tres empleados fueron imputaron por violar el artículo 5 del régimen penal y contravencional para la Violencia en Espectáculos Deportivos que prevé una pena de entre uno y seis años de cárcel para quien “determinare, promoviere o facilitare de cualquier modo la formación de grupos destinados a cometer delitos en espectáculos deportivos”.

La misma imputación también recibieron Caverna Godoy y Uequin. Sobre este último, una fuente judicial explicó que “no es barra, pero trabaja para Godoy y Los Borracho del Tablón”.

Las indagatorias comenzarán el 23 de este mes y terminarán el 9 de mayo próximo

Es decir que la causa que comenzó en abril pasado y que tenía como hipótesis prevista la “reventa de entradas”, que está considerada como una contravención, ahora tiene como foco de investigación el financiamiento de la barra brava de River y eso supone penas mayores.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *