FMI: la crisis argentina fue una de las causas de la baja del crecimiento mundial

El Fondo Monetario Internacional afirmó este martes que la crisis argentina fue uno de los factores que contribuyeron a la desaceleración del crecimiento global, que este año declinará a un 3,3% y afectará a un 70% de las economías del planeta. Ratificó, además, que nuestro país soportará este año una inflación de 30,5% y recién crecerá en…

FMI: la crisis argentina fue una de las causas de la baja del crecimiento mundial

El Fondo Monetario Internacional afirmó este martes que la crisis argentina fue uno de los factores que contribuyeron a la desaceleración del crecimiento global, que este año declinará a un 3,3% y afectará a un 70% de las economías del planeta. Ratificó, además, que nuestro país soportará este año una inflación de 30,5% y recién crecerá en 2020 (un 2,2%).

En el inicio de la Asamblea de Primavera del FMI y el Banco Mundial en Washington, donde se reunirán esta semana los ministros de Hacienda y los presidentes de Bancos Centrales de todo el mundo, el Fondo reveló su informe sobre la salud económica global y sus proyecciones para este año y el siguiente.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El World Economic Outlook (WEO) fue presentado por Gita Gopinath, Economista jefa del organismo, quien dijo que “un año atrás, la actividad económica se estaba acelerando en casi todas las regiones del mundo. Un año después, mucho ha cambiado”. Y explicó las razones: “La escalada de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China; la restricción del crédito en China; las tensiones macroeconómicas en Argentina y Turquía; las disrupciones en el sector automotriz de Alemania y los ajustes en las políticas monetarias en países con economías avanzadas han contribuido a una debilidad significativa de la expansión global”, dijo la experta.

Y afirmó que el nuevo informe proyecta “una merma del crecimiento en 2019 de un 70% de la economía mundial”, que caerá de un 3,6% en 2018 a un 3,3% este año.

Los números sobre Argentina que se mencionan en este informe coinciden con los revelados hace pocos días en el staff report que la misión técnica del organismo, encabezada por Roberto Cardarelli, confeccionó luego de su visita a Buenos Aires en febrero. Este reporte fue el que aprobó el directorio ejecutivo del Fondo el viernes pasado, lo que dio la luz verde para el desembolso de 10.800 millones de dólares que acaban de ingresar al Tesoro argentino.

“Proyectamos que la economía argentina se contraerá en la primera mitad del 2019 dado que la demanda doméstica decrece con políticas más ajustadas para reducir los desequilibrios, pero se regresará al crecimiento en la segunda mitad del año, cuando se recupere el ingreso real y la producción agropecuaria rebote después de la sequía del año pasado”, señala el WEO.

Para este año igualmente se estima una caída de -1,2% y recién en el 2020 se crecerá a un 2,2%. Para 2024 estiman una suba de 3,6%. El informe señala que el repunte previsto en la Argentina se sentirá en la región: “En América latina prevemos un crecimiento del 2,4% en 2020 a un 2, 8% en el mediano plazo. La estabilización financiera y la recuperación de Argentina, donde el crecimiento se fortalecerá un 3,5% en el mediano plazo, contribuirán al crecimiento regional”, así como también la recuperación en Brasil y México, dice el informe.

Respecto de la inflación de nuestro país, el FMI pronostica que este año será de 30,5% (el mismo dato que figuraba en el staff report) y un 21,2% para 2020.

“Los salarios más altos y las expectativas de una inflación creciente pueden generar presiones inflacionarias más persistentes en 2019 que las proyectadas en octubre de 2018 (en el anterior WEO). Los riesgos de la economía aún son considerables, y la materialización de esto podría llevar a un cambio en las preferencias de los inversores fuera del peso y colocar presiones sobre el dólar”, dice el informe. Señala que, contra esta posibilidad, “la continua implementación del plan de estabilización bajo las reformas apoyadas por el FMI es crucial para apuntalar la confianza de los inversionistas y restaurar el crecimiento sostenido”.

También resalta que perseguir los objetivos monetarios será algo “crucial para reencauzar las expectativas inflacionarias y reconstruir la credibilidad del Banco Central”.

En cuanto al desempleo, estiman que ascendería a 9,9% este año, del 9,2% proyectado en 2018.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *