El Manu Tour de los argentinos copa San Antonio a horas del homenaje a Ginóbili

La Ginobilimanía es un fenómeno tan viejo como el éxito de Manu. Lo único que cambió fue que pasó de ser un fenómeno de culto a convertirse en una multitudinaria religión. Sin embargo, aquellos locos están siempre. Incluso los que juegan un Fantasy (juego al estilo Gran DT, pero de la NBA) con el nombre del ídolo…

El Manu Tour de los argentinos copa San Antonio a horas del homenaje a Ginóbili

La Ginobilimanía es un fenómeno tan viejo como el éxito de Manu. Lo único que cambió fue que pasó de ser un fenómeno de culto a convertirse en una multitudinaria religión. Sin embargo, aquellos locos están siempre. Incluso los que juegan un Fantasy (juego al estilo Gran DT, pero de la NBA) con el nombre del ídolo en el torneo y los equipos por los que pasó como nombre de cada grupo.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

A San Antonio no paran de llegar fanáticos desde Argentina y también desde otras ciudades de Estados Unidos. Se armó un auténtico Manu Tour. Este miércoles arribaron cerca de 100, pero más de uno se anima a pronosticar que habrá al menos entre 1.000 y 1.500 argentinos en las tribunas del AT&T Center en la noche del jueves.

Entre ellos, no fueron pocos los que ya arreglaron salir a ver tocar esta noche a Fabricio Oberto y su banda, New Indians, a una pizzería que queda a media hora del centro, por más fría que haga en esta ciudad.

Fanáticos de Manu Ginóbili, en el RiverWalk de San Antonio.

Los más planificadores cuentan que sacaron los pasajes y las entradas con el suficiente tiempo de anticipación y gastaron entre 35 y 40 mil pesos. Pero los más rezagados, aquellos que no supieron hasta último momento si podrían viajar o los que se convencieron sobre el final de darse el gusto, en algunos casos hasta desembolsaron 70.000. A pagar en cuotas, claro, y sin dar nombres por miedo a la represalia familiar en algún que otro caso en el que se dibujó un poco la cifra: “Es que si no, en casa me mataban…”.

La empresa Kit ofreció un combo para que la experiencia resulte inolvidable: cinco noches en un hotel céntrico, entradas al partido de este martes con Cleveland y del domingo ante Sacramento, y hasta un día de compras. Todo a 1.789 dólares, sin incluir los pasajes.

Para la noche del jueves aguardan más sorpresas y sobre todo la mayor emoción con el retiro de la camiseta. Para el resto del viaje dejaron las compras y los paseos. Y muchos se quedarán, con el amor que por culpa de Ginóbili le tomaron a San Antonio, a ver el partido del domingo.

San Antonio (enviado especial)

HS



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *