River ganó en Tucumán con otro gol del pibe Ferreira y se siente más cerca de la Copa 2020

Finalizado 0 Atlético Tucumán 1 River Plate Cristian Ferreira 20 ‘ En la cabeza de los jugadores de River retumbaba una idea fija en el viaje a Tucumán: era la oportunidad para dejar atrás viejos pesares. Llegar con la soga al cuello a fin de año, sin tener asegurada la clasificación a la próxima Copa…

River ganó en Tucumán con otro gol del pibe Ferreira y se siente más cerca de la Copa 2020

  • 0

Atlético Tucumán

    • 1

    River Plate

    • Cristian Ferreira

    En la cabeza de los jugadores de River retumbaba una idea fija en el viaje a Tucumán: era la oportunidad para dejar atrás viejos pesares. Llegar con la soga al cuello a fin de año, sin tener asegurada la clasificación a la próxima Copa Libertadores, fue una situación que ya se repitió durante el ciclo de

    Marcelo Gallardo

    : en 2016 debió ganar la Copa Argentina y en 2018, al igual que en 2015, consiguió el boleto al conquistar el título continental. Solo en la temporada 2016/2017 obtuvo su lugar a través de la Superliga al ser subcampeón, por lo que el triunfo por 1-0 de anoche ante Atlético Tucumán como visitante le presenta una oportunidad deseada: depende de sí mismo para clasificarse.

    Gracias al gol de

    Cristian Ferreira

    , el conjunto de Núñez se acomodó en el cuarto puesto con los mismos puntos (40) que Atlético Tucumán, pero con mejor diferencia de gol (+17 sobre +10). Así, en las tres fechas que tiene por delante, buscará asegurarse el repechaje de la Copa Libertadores 2020 tras una victoria que es un gran aliciente: si hubiera perdido, quedaba a seis puntos de su rival directo con nueve puntos por disputar.

    En el inicio del partido, el árbitro Diego Abal tomó un protagonismo inesperado por una situación muy clara que podría haber sido determinante. A los 5 minutos, dejó pasar un claro penal de Mathías Abero sobre Ignacio Scocco: lo tomó de la camiseta durante varios segundos y no lo dejó rematar, pero la infracción no fue sancionada.

    Pero, en un claro dominio del Millonario, que manejó la pelota en el primer tiempo y se hizo cargo del protagonismo del juego, el encuentro se rompió a los 19 minutos: desde la medialuna del área, Ferreira capturó un despeje tras un centro de Matías Suárez y sacó un gran remate para vencer a Cristian Lucchetti y sumar su tercer gol consecutivo, luego de convertir ante Newell’s y Alianza Lima, ambos de tiro libre.

    Así, el joven cordobés de 19 años lleva cinco tantos en 17 juegos, de los cuales fue titular solo en cinco, y continúa erigiéndose como una de las armas más importantes del ataque millonario, lo que le genera un beneficioso dolor de cabeza al Muñeco: ¿quién saldrá del equipo titular si Ferreira mantiene este nivel?

    En un esquema 4-3-3, con buenas tareas de sus delanteros, River se propuso salir a buscar el triunfo desde un primer momento en un reducto más que difícil. Sin especular, en una cancha rápida ante una serie de días lluviosos en Tucumán, se dio un juego intenso en el que el equipo del Muñeco sacó provecho, basándose en la proyección de sus laterales, la presión de los atacantes -muy comprometidos en la recuperación- y el buen manejo de pelota con Bruno Zuculini como volante en el eje, más Ferreira y Enzo Pérez a sus costados.

    Pero todo cambió en la segunda mitad. Después de casi no sufrir en defensa, el Millonario perdió el control del juego y debió trabajar más de lo pensado ante la clara mejoría de Atlético. Es que el equipo de Ricardo Zielinski, que ya había tenido aproximaciones en el cierre de la primera parte, se acomodó mejor en los últimos 45 minutos, compactando sus líneas y permitiéndole un mayor despliegue a Rodrigo Aliendro y David Barbona. Aunque no tuvo prolijidad, incomodó en varias ocasiones a Franco Armani, obligado constantemente a responder por un River que no tuvo el mismo ímpetu en el final, visiblemente desgastado tras el duelo del miércoles pasado ante Alianza Lima en Perú.

    En el cierre, al conjunto local le faltó un poco más de determinación para lograr un empate que se le presentó en varias oportunidades. Así, en un cierre con un ida y vuelta en el que River pudo haber sufrido un golpe, el 1-0 termina siendo un triunfo fundamental ante un rival directo y en un momento ideal: lleva nueve juegos invicto (seis triunfos y tres empates), el miércoles recibirá entonado a Palestino de Chile en el Monumental y afirma el deseo de conseguir su ansiado boleto a la Libertadores para no sufrir más de la cuenta en el futuro.

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *